-->

Búsqueda Google

Custom Search

miércoles, 19 de enero de 2011

Pequeños rincones para trabajar en casa

Cada día más personas trabajan, estudian o realizan algún tipo de actividad, de tiempo completo o parcial, desde su hogar.  Eso nos obliga a buscar un lugarcito en casa donde colocar un escritorio, una computadora, un pequeño mueble para archivo, etc. 




Afortunadamente, ya no hace falta tanto espacio para incorporar un home office en el hogar.  Eso se lo debemos a la llegada de las notebooks y netbooks, en reemplazo de las computadoras con CPU, teclado y monitor, y a la tecnología inalámbrica que nos permite esconder una impresora y la mayoría de los cables de interconexión fuera de la vista.


Algunas ideas para incorporar un pequeño lugar de trabajo en casa.  Para espacios más amplios, encontrarás más ideas acá.

En un dormitorio de huéspedes o sala de estar.  La biblioteca como soporte del escritorio me parece una idea notable para el uso eficiente de un espacio que, de otra manera,  no se utiliza. Los puffs rodantes cumplen múltiples funciones como asiento, mesa ratona y archivo de papeles, carpetas colgante o guardado de juguetes, controles remoto, etc.


Dentro de un placard o como parte de la alacena de la cocina.  El espacio en altura está aprovechado al máximo con estantes.  Me parece que sería más cómodo sentarse y acercar la silla al escritorio si no estuviera la banquina o si el escritorio contara con un estante deslizable sobre correderas de extracción parcial o total. 


En todos los casos, es importante resaltar la importancia de contar con buena iluminación, instalación eléctrica para todos los equipos que pensamos utilizar allí y un par de enchufes extra: computadora, lámpara, impresora, Ipod, cargadores, etc.  Es recomendable que la línea eléctrica destinada para este sector cuente con protección para sobrecargas o caídas de tensión y que cada equipo tenga su tomacorrientes, evitando el uso de adaptadores, "zapatillas", extensiones precarias. 

 


Ubicar un escritorio en la esquina de una habitación permite aprovechar mejor la superficie, con un considerable ahorro de espacio dado que, en el triángulo que estamos generando, la superficie de trabajo será más amplia y profunda y, como bonus adicional, se pueden extender más las piernas (por definición de un triángulo rectángulo).  Piensen en ubicar un escritorio frente a 0,60 m de pared, tendrán un escritorio de 0.60 m de frente.  Ahora bien, si disponen de 0,60 x 0,60 m en una esquina de la habitación, podrían tener un frente de escritorio de 0,90 m.


En estos casos, se combinaron en forma de L estantes y un escritorio en un pequeño espacio, que podría ser un hall o un área de desayuno o sitio de estar.  Los estantes al costado alojan, además de libros y adornos, una impresora/escanner.


 

 

Líneas más juveniles y coloridas: un pizarrón pintado y enmarcado sobre la pared, un estante sobre el escritorio, algunos cubos colgados en la pared encuadrando todo el conjunto y una biblioteca como pie del escritorio aseguran, en una superficie mínima, el espacio necesario para acomodar libros, agendas, parlantes, I-Pod, cámara y ... ¡hasta un sacapuntas de escritorio!  Ese lo quiero yo. 


Escritorio integrado a una biblioteca "escalera".  Esta adaptación estilizada de la escalera de pintor en versión biblioteca es muy liviana visualmente, siendo ideal para ambientes chicos.  En este caso, la adaptación incluyó un escritorio y lugar para guardar una banqueta.

O una mesa de madera (de las que se usaban en la cocina, con patas torneadas) flanqueada por dos bibliotecas escalera.  Un elástico de cuna o un viejo portón de alambre artístico amurado a la pared hace las veces de cartelera, agregando color y textura a la pared.  ¡Me encantan los sillones de roble reclinables!


En el dormitorio, se colocaron dos módulos que combinan cajoneras y estantes detrás puertas vidriadas  aportando versatilidad para el guardado de canastos, cajas, libros, útiles o prendas.  El conjunto se completa con un escritorio con patas torneadas acompañado por una pizarra magnética y una silla ergonómica con ruedas, con tapizado floreado.


Líneas estilizadas y bien modernas. 


  

Escondido dentro de un mueble con puertas rebatibles, estantes y cajes deslizables para el teclado y la impresora y un cajón de doble altura para las carpetas colgantes.  ¡Prolijísimo en un espacio reducido! ... o su hermano mayor, de pared a pared.  El escritorio que se desliza dentro del mueble lo ví hace poco en una casa de muebles infantiles sobre Av. Santa Fe al 2900.

  

¿Necesitás lugar para dos personas trabajando en simultáneo?


El área de trabajo también puede hacer las veces de divisor de ambientes.

  

O se pueden delimitar las funciones de los distintos espacios de la habitación por medio de la elección de colores y la ubicación (no tan aleatoria) de los estantes y sus accesorios.

En un pasillo ciego, con la colocación de un espejo de pared a pared frente a la ventana, el escritorio parece mucho más amplio.  El estante superior con forma de L se continúa por encima de la ventana.



Fuentes: Architects for life, Apartment Therapy, J Glass and Associates, Decorpad, Country Living, PB Teen, Simply Decoration, Living Etc, Momoy, BHG, Houzz, Alvhemmakleri




Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...