-->

Búsqueda Google

Custom Search

miércoles, 27 de julio de 2011

Anticipando la Navidad: manualidades

Finaliza el mes de julio.  Ya transcurrió más de la mitad del año.  Comienza la cuenta regresiva para las fiestas, fin de año y las ansiadas vacaciones de verano.   

¿Recuerdan las promesas, objetivos y lista de "voy a ..." que se plantearon al comienzo del año?  ¿Cuál es el balance de las mismas a esta altura del año?

Año tras año yo me propongo tomarme el tiempo necesario para preparar la decoración, hacer manualidades y tener los regalos de Navidad listos, por lo menos, un mes antes.

Año tras año sucumbo ante la falta de tiempo, la desorganización y dejándome enredar con otras cuestiones que me alejan del objetivo.

Este año ya me puse las pilas navideñas.  ¿Será la influencia del blog?  ¿Será el no tener que cumplir un horario de oficina y pasar horas en el transporte público?

¿Podré mantener este momentum y el ritmo decorativo?  Veremos.  ¿Me acompañan en el proceso?

Les muestro cómo hice estos copos de nieve.  Fueron pensados como adornos para Navidad.

Sin embargo, cuando empecé a jugar con ellos para ver dónde quedaban mejor para fotografiarlos, me dí cuenta que son excelentes (y baratos) como adornos para cualquier época del año.

Al ser tan tridimensionales añaden volumen, textura, interés, luces y sombras.
 

El primer intento lo hice con una hoja de papel metalizado que vino envolviendo el ramo de flores que me trajo una amiga virtual con la que compartimos el hobby de la genealogía, un chozno (uno más que tatarabuelo) y, por ende, algún gen en común, que conocí personalmente esta semana.

Probé luego con el otro papel que envolvía las flores y, cuando intenté hacer de una sola vez los cortes en ambos lados, metí la pata con los dobleces y arruiné un cuadrado ... y no tenía más de ese mismo material.

En ese momento aprendí que con menos de 6 partes no se puede hacer un copo de nieve.  No queda bien armado, no es simétrico y al unir las piezas queda "tironeado". 


Las unidades se pueden usar para guirnaldas o adornos individuales.

Les recomiendo buscar un material más rígido.  El copo de nieve resultante se ve muy bien, exquisito ... pero, como el papel es muy finito, no tiene suficiente estructura para mantenerse bien armado y al día siguiente descubrí que había perdido algo de forma, se lo veía medio deforme, casi como cansado después de tantas horas de estar colgado.









Vamos a necesitar estos materiales:
6 cuadrados de papel
Cinta adhesiva
Tijera
Abrochadora

1) El papel tiene que ser un cuadrado perfecto.

2) Doblar al medio, por la diagonal, formando un triángulo.


3) Hacer tres o cuatro cortes desde la base del triángulo hacia el centro, sin llegar al mismo, paralelos a los bordes.

La cantidad de cortes dependerá del tamaño del triángulo que les haya quedado y del grosor de las tiras).

4) Repetir lo mismo sobre el otro lado, sin que se unan en el centro. 




5) Al abrir el papel, quedará así:

Si miran con atención, verán que los cortes casi llegan a la línea del doblez, pero no la tocan, ni se superponen con el corte del lado opuesto.  Son como marcos concéntricos (¿se dice así también cuando son líneas rectas o sólo se dice concéntrico cuando son círculos?)

¿Es muy confuso?



6) Ahora doblar las puntas del cuadrado central, una sobre otra y sostenerlas con un pedacito de cinta adhesiva.

7) Dar vuelta todo, de manera tal que el rollito recién plegado quede en la parte inferior.


8) Plegar las tiras que siguen de la misma manera, sujetar con cinta adhesiva.




 9) Dar vuelta nuevamente y repetir el proceso con las tiras siguientes ... volver a invertir ... y así hasta tener todas plegadas y pegadas.  Quedará así:

10) Repetir con el mismo procedimiento con los otros 5 cuadrados de papel.

11) Tomar 3 de las partes y, con una abrochadora, unirlas por uno de los extremos.






12) Hacer lo mismo con las otras tres.

13) Ahora, unir ambos grupos de tres o mitades del copo abrochándolas entre sí.

14) Por último, con la ayuda de la abrochadora, unir entre sí las tiras externas de cada unidad con la contigua para que mantenga la forma de copo de nieve.


Los cuadrados de papel metalizado que utilicé miden 17 x 17 cm.  El copo resultante mide unos 42 cm de diámetro.

Para los copos de papel blanco utilicé hojas tamaño A4.  De cada hoja corté un cuadrado de 21 x 21 cm y obtuve un copo de nieve de 56 cm de diámetro.







De algunas de las tiras que sobraron de las hojas A4, corté cuadraditos de 9 x 9 cm con los que fabriqué un copito de 23 cm de diámetro.

Estas hojas de papel blanco tienen la rigidez y la estructura suficiente como para que la escultura no se deforme y quede muy bien armada.

Me imagino que quedarán muy bien construidos con papeles coloridos, cartulina o con hojas de papel impresión a dos colores (uno en cada cara). 

 

Espero que se animen a probar y jugar con estas manualidades.  Compartan con nosotros su experiencia, qué otro uso le darían, qué materiales probaron y cómo les fue.  ¿Los pintaste?  ¿Los espolvoreaste con brillantina para darles mayor protagonismo?


Buscalo en Mercado Libre


Encontrarás más ideas para Navidad: acá, acá, acá, acá, acá, acá, acá y "La Otra Mirada Navideña de las Cosas": acá.







Buscalo en Mercado Libre
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...