-->

Búsqueda Google

Custom Search

lunes, 24 de diciembre de 2012

¡Feliz Navidad!

3 Comentarios

El mejor adorno de Navidad es una gran sonrisa.

El mejor de todos los regalos debajo del árbol de Navidad es la presencia de una familia feliz.

Navidad es la ternura del pasado, el valor del presente y la esperanza del futuro.  
Es el deseo más sincero de que cada copa rebose de bendiciones ricas y eternas, y de que cada camino nos lleve a la paz. 

Para los buenos momentos, gratitud. 
Para los malos, mucha esperanza. 
Para cada día, una ilusión.
Y siempre Felicidad, Salud y Bienestar.

¡¡¡Muy Feliz Navidad!!!



miércoles, 19 de diciembre de 2012

Navidad hogareña

5 Comentarios

Mi Navidad tiene que tener rojos, verdes, blanco, brillo y, en la medida de lo posible, alguna reminiscencia de nieve, invierno y frío.

Me encantaría pasar la Navidad en el hemisferio Norte, acompañada por mis afectos, frente a un hogar encendido, rodeada de nieve, y disfrutando de familias cantando villancicos por las calles, y deleitándome con todos esos manjares (pavo, relleno, pasteles, jamones asados, frutos secos, etc.) que, aquí, en verano, son el equivalente a un suicidio alimenticio.  Bueno, quién te dice, con todos los cambios asomando en puerta, ¡quizás en el 2013! (shh!, por ahora, es sólo un rumor ... ¿Londres?).

Los adornos se van reciclando y reutilizando en distintos lugares de la casa a medida que pasan los años.

Algunos los hizo mi mamá para la primera navidad que pasé en mi primer, propio, departamento,  usando objetos que tenía a mano, cascabeles, campanitas, estrellas federales, semillas de jacarandá, piñas y moños escoceses.

Esos moños escoceses han sido el hilo conductor de los adornos que, luego, a lo largo de los años, fui incorporando.  

Reaparecerán en escena acompañando las siluetas de madera que traje de recuerdo de mi estadía en Breckenridge (arte, nieve y más nieve),  y mi visita a Nueva Inglaterra.

Las flores rojas y blancas, acompañadas por las cintas, también se repiten en la rosca que adorna la puerta de ingreso, y que también es obra de las hábiles manos de mi mamá.

Esas flores alegran y dan vida a cualquier rincón de la casa (y en cualquier época del año. Siempre hay un ramillete frente al espejo del baño).


No pueden faltar las luces en el árbol.  Allí suelo intercalar un hilo de luces blancas con un hilo de luces de colores.  


No es Navidad sin una selección de villancicos sonando en el fondo. 

En el escritorio, me encanta colgar una cascada de luces blancas que, cuando todo en derredor está a oscuras, recrean ese tan mentado "winter wonderland" (tierra de ensueño invernal) del que hablan los villancicos de navidad y me llevan de regreso a los paisajes navideños en Breckenridge.  Les debo las fotos, cuando están encendidas es muy difícil sacar fotos con buena definición.

El año pasado confeccioné los copos de nieve.  

Con la ayuda de mis sobrinos, hicimos las gotas y las bolitas  reciclando tarjetas de navidad y algunos cartulinas coloridas (que supieron ser portada de algún calendario).


     

Te invito a visitar la página NAVIDAD donde encontrarás más ideas, recetas e inspiración.


domingo, 9 de diciembre de 2012

Tributo y despedida

6 Comentarios

En estos días, con gran tristeza y pesar de corazón, despedimos a una persona excepcional.  

Los días que permaneció en coma, tras el ACV, nos permitieron prepararnos y hacernos a la idea de la pérdida.  

Aún ante la inevitabilidad de la pérdida, todos agradecimos la posibilidad de tener tiempo para prepararnos, para despedirnos, para (si hiciera falta) hacer las paces, amortiguar el impacto.  

Por su forma de ser, por su espíritu andariego, audaz e independiente, sabemos que agradecerá no haber quedado postrada, cautiva en su propio cuerpo y limitada para seguir adelante con dignidad.  

Agradecerá haber partido sin dolor, sin angustias, sin sufrimiento, casi como durmiendo, con la certeza de haber sido feliz y sabiendo que su vida fue excepcional.


Alegre, elegante, vivaz, pispireta, optimista, feliz, entusiasta, curiosa, siempre joven a pesar de sus largos años y gran trayectoria de vida.  

Una castañuela que seguirá resonando en nuestras vidas.

Humilde, entregada al prójimo, atenta a las circunstancias del otro.  

Cuando lea esto, mientras escucha los testimonios compartidos, estoy convencida que meneará la cabeza, preguntándose "¿por qué tanto alboroto?", y dirá "viví como debía, ¿que hay de extraordinario con eso?".


Sus creencias, su filosofía de vida siempre se manifestaron en sus actos, en la manera de conducirse, en su actitud frente a la adversidad y felicidad, en su manera de relacionarse con todas y cada una de las personas que interactuamos con ella.  

Ejemplo difícil de seguir.  Ejemplo de vida al cual aspirar.  

Dejó una huella profunda en cada una de las personas que la conocimos.

A su alrededor, transcurría la vida familiar, a su alrededor crecimos, reímos, aprendimos, jugamos, gozamos, compartimos y amamos. 

Fue uno de los ejes de la dinámica familiar.

Testigo de nacimientos, bautismos, casamientos, divorcios, pérdidas y desapariciones.  Protagonista en cumpleaños, aniversarios, graduaciones, reuniones, navidades y eventos típicos de la vida en familia extendida.

Uno de los últimos referentes de un estilo de vida que se va perdiendo con el pasar de los años.

Conservaremos y compartiremos los recuerdos, las anécdotas, sus recetas, remedios caseros, folklore familiar.  En cada foto, en cada retoño del árbol genealógico familiar, permanecerá como referente y faro.  

Ya no quedan muchas personas como ella.  Estirpe de familia inmigrante, pionera, con vocación de servicio, firme creyente y practicante, fuerte a la vez que compasiva y benevolente, siempre sonriente.  

Hijos, nietos, sobrinos, hermanos, primos, amigos, colegas, vecinos, todos la extrañaremos.  

Todos nosotros somos las personas que somos porque tuvimos la suerte de conocerla.

Es un orgullo ser parte de ésta, nuestra familia y damos gracias por la bendición de haberte tenido en nuestras vidas.  

Te extrañaremos.  

Te recordaremos en cada momento.  

Chapeau!  A bientôt!


Leticia Cloe Balloch de Griot
24JUL1917 - 07DEC2012



Fuentes:
Foto propia: Cementerio Disidente, Llavallol, Prov. Buenos Aires
http://www.steptoesantiques.co.uk/acatalog/260512_brooches_9083le.jpg
http://media-cache-ec4.pinterest.com/upload/8162843045881057_Ax01A10x_b.jpg
http://media-cache0.pinterest.com/upload/86764730292627894_ofCvhTys_c.jpg
http://media-cache-ec6.pinterest.com/upload/118641771404598934_h7mc1zxE_b.jpg
http://media-cache-lt0.pinterest.com/upload/240168592598546872_hbPzKMxT_b.jpg
http://www.corylus-urbs.demon.co.uk/victorian%20half%20mourning%20cameo.JPG
http://www.valdense.org.ar/wp-content/uploads/2012/06/ugono.gif














jueves, 6 de diciembre de 2012

Coplas de la Puna

2 Comentarios

Una ventana de ilusión y esperanza.

Una ventana al paisaje que nos da la bienvenida.











Un adelanto, un soplo de coplas norteñas.

Un breve recreo, antes de sumergirnos a pleno con los temas navideños.







Adobe, reciclados, textiles, texturas, patios, colores, y cacharros de barro.



Continúa en Patio Alto en Tilcara










viernes, 30 de noviembre de 2012

La Otra Mirada de las Cosas: Coca Cola

3 Comentarios
Esta vez la "Otra mirada de las cosas" llegó a mi cocina.  

Ordenando la alacena, encontré, allá en el fondo, abajo, en el sector de las bebidas, un par de botellas de Coca Cola.  

Habían quedado "traspapeladas" (¿o será trasbotelladas? ;-) ).  

Y, resulta que, ahora nadie quiere tomarlas porque, dicen, "ya no tienen gas", "sin gas no se pueden tomar".

¡Ajá! ¿Sí? ... veremos.  Van a salir volando.

Aquí vale aclarar que yo no consumo gaseosas.  Soy mujer de agua, agua de canilla, natural o fría, según la estación.  O, en la compañía apropiada, disfruto de vino y champagne.

Esto explica por qué estas botellas quedaron relegadas allí abajo.  Llegan las nuevas del supermercado, van a la heladera, ... las que no caben, van a la alacena, de allí a la heladera ... y así se repite el ciclo, hasta que alguna vez, las de la alacena, no llegan a la heladera y ahí quedan olvidadas, empujadas al fondo y en el olvido.

¿A qué viene todo esto?

En casa, no me gusta tirar nada a la basura.  Si se puede, se recicla, reutiliza, dona o regala.

La Coca Cola me llevó a investigar un poco.  Una botella quizás la conserve para sumergir alguna tuerca y tornillo o uno de esos usos cuasi de ferreteros.  El resto, será reciclado.

Encontré varias recetas que iré probando en los próximos días.  Si los resultados son buenos, comestibles (sin que nadie salga "herido"), los compartiré con ustedes.

El primer experimento fue un viaje en el tiempo.  Hace unos ... años (no quiero ni pensar en hacer la cuenta de cuántos han pasado ya), acompañé a mi hermana a un pueblito cerca de las cataratas del Niágara, a visitar a la familia que la había alojado durante un intercambio estudiantil en el secundario.   

Una tarde fuimos a un bar típico (como los de las películas), ambiente familiar, música de rocola (?), donde los parroquianos se sirven los maníes de los barriles, y el destino de las cáscaras es el piso.  

El bar típico, a media luz, con mesas alargadas, canastas con servilletas rojas y blancas repletas de papas fritas y baldes con alitas de pollo acompañadas por varias salsas y condimentos.  Las alitas volaron, literalmente, de los baldes.  

Nos dimos una panzada de alitas, al mejor estilo pic nic, comiendo con las manos, y disfrutando cada bocado.

No sé cuántos baldes vinieron a la mesa.  En algún momento, perdimos la cuenta.



Así que, aquí les traigo mi versión "Otra mirada" de las alitas: Coca-Cola-en-las-alas

10/12 alitas de pollo
1 taza de Coca Cola
1/4 taza de salsa de soja
2 cucharadas de jerez o vino blanco (optativo)
3 rebanadas de jengibre fresco
2 dientes de ajo, bien picados
1/4 cucharadita de ají molido
2 cucharadas de aceite
1 cucharada de semillas de sésamo, tostadas








Cortar y desechar las puntas de las alas.  

¡No las tiren!  Yo las reservo en el freezer y las utilizo para preparar caldo de pollo.

Separar las alas por las coyunturas, para obtener el doble de piezas.

Colocar las alitas en una bolsa tipo ziploc con cierre dentro de un recipiente poco profundo.

En un bol, combinar la coca cola, salsa de soja, jerez/vino blanco, jengibre, ajo y ají molido.  Mezclar y volcar dentro de la bolsa, sobre las alitas de pollo.  Cerrar la bolsa, agitar y dar vuelta para cubrir el pollo.

Marinar en la heladera durante una hora, dando vuelta la bolsa periódicamente.  

Retirar las piezas de pollo, reservando la salsa.  Secar las alas con papel de cocina (para que el aceite no chisporrotee y salpique de acá a Alaska cuando las colocamos en la sartén).


Calentar el aceite en una sartén grande, a fuego medio.  Añadir las alas de pollo.

Cocinar 10 minutos o hasta que estén doradas de ambos lados, dándolas vuelta cada tanto para que se doren parejo.

Escurrir el aceite.  Volcar la salsa reservada sobre las alas.

Cocinar, tapado, durante 5 minutos.

Continuar la cocción, sin la tapa, por otros 10 minutos o hasta que el pollo esté cocido y la salsa ligeramente reducida, dando vuelta las piezas de pollo una vez.

 

Colocar en una fuente, decorar con las semillas de sésamo (opcional) y acompañar con la salsa.

Son exquisitas recién cocidas, bien calientes y acompañadas por su salsa y/o con dips varios (ketchup, queso blanco, guacamole, etc.).   

Una excelente guarnición son los crudités: bastoncitos de zanahoria, apio, ramitos de brócoli y coliflor.

Los que saben, dicen que tienen mejor sabor si se dejan a un lado los cubiertos y se las disfruta con las manos, relamiéndose los dedos ... y profusión de servilletas de papel.  (Yo sigo prefiriendo cuchillo y tenedor).

¿Quién dijo que no se tomaría la Coca-Cola?  

... las próximas botellas me parece que las van a dejar olvidadas en la alacena a propósito.

Quedaron riquísimas (créanme, aún cuando lo diga la cocinera).  Salieron volando.

     

lunes, 26 de noviembre de 2012

La otra mirada en Navidad

2 Comentarios
Nos acercamos, nuevamente, a la época del año en la que los minutos y las horas parecen acelerarse.  

Los días pasan volando y, antes de darnos cuenta, estamos reunidos en familia celebrando Navidad, despidiendo el Año y armando los bolsos para irnos de vacaciones.














En retrospectiva, me cuesta creer que ésta sea ya la tercer edición navideña del blog (las anteriores tienen su espacio acá).  

¿Dónde se esfumaron los meses y años desde esa primer publicación?  Sí, aún cuando suena a cliché, es la realidad ... ¡cómo pasa el tiempo!

Un aspecto muy importante de la Navidad es la expectativa generada, los preparativos, la necesidad de recrear (por lo menos para mí) el espíritu de los festejos familiares de antaño, conseguir que la cocina se impregne con los aromas de las recetas caseras de mi madre, tías y abuelas (recetas y regalos desde el corazón y la cocina)






Es una fecha que, más allá del significado religioso (que, lamentablemente, se va diluyendo), crea recuerdos, afirma la identidad e historia familiar con los relatos y anécdotas repetidas año tras año, congrega y une tendiendo puentes por sobre las pequeñas diferencias y pleitos familiares.

Para mí es importante acercarle a los más chicos "ese" espíritu acumulativo que recuerdo a partir de mi infancia.  

Intentar trasmitirles cómo vivíamos la Navidad cuando la vida parecía transcurrir más despacio, cuando las novedades de lo que ocurría en la familia se intercambiaban alrededor de la mesa y no a través de Facebook o Twitter, cuando las sonrisas iluminaban los rostros y no eran un emoticon o  un conjunto de símbolos en una pantalla, cuando el regalo era un gesto simbólico bienvenido y no el afán por obtener el último dispositivo electrónico.

Cada uno de los adornos del árbol, cada uno de los detalles de la decoración tiene una historia, alberga un recuerdo, encierra una anécdota o el tiempo compartido en la creación del mismo.  


Esas memorias son la esencia para que el espíritu de las fiestas no se pierda en la vorágine del consumo, la tecnología y las comunicaciones virtuales.

Esos recuerdos son la semilla para que las próximas generaciones conozcan nuestras tradiciones familiares, sepa quiénes fuimos/somos/serán y sobre eso construyan las propias.






Así que, además de desenvolver cuidadosamente los antiguos globitos de vidrio de la abuela, hoy protegidos entre capas de papel de seda y algodón, la rosca de piñas y patchwork hecha por mi mamá para decorar mi puerta y otros adornos, recuerdos de viajes o regalos adquiridos a lo largo de mi vida, ¿por qué no poner manos a la obra y crear, junto con los más chicos, nuevos adornos reciclando objetos que tenemos a mano?

Podemos elegir una decoración temática de acuerdo a nuestros gustos, hobbies, pasatiempos y/o improvisar con lo que hay a mano.

Botones, carreteles, dedales, moldes, budineras, ovillos, pompones, piñas (acá hay más ideas) ... todo vale, como están viendo en las fotos.







Cajas de huevo, lamparitas en desuso, filtros de café, blondas o moldes de papel, antiguos cubiertos, cintas y lazos.  Una tijera, un poco de pegamento, brillantina, papeles de colores, témperas y pinceles ... ¡a crear y divertirse!

Simples, fáciles de hacer, accesibles al bolsillo.  





Una vez concluida la fiesta, cuando toda la decoración vuelve a guardarse hasta el año próximo, quedarán los recuerdos, las anécdotas, con sus alegrías y sinsabores, e, indefectiblemente, la calidez y el orgullo de saberse parte de una historia.  


¡Eso es lo que no debemos perder de vista!
Eso es lo importante!
¡Eso es lo que no tiene precio!






    

Te invito a visitar las publicaciones anteriores de Navidad para ver más ideas para decorar la casa, reciclar, saludar, cocinar y regalar.

Todo en un página: Navidad

Tarjetas
Decoración natural
Globitos de colores
Adornos caseros

Envolver regalos

La Otra Mirada Navideña

Recetas








Fuentes:
http://www.marthastewart.com/sites/files/marthastewart.com/images/content/pub/kids/2005Q4/1205_kids_buttonorn_xl.jpg
http://farm4.static.flickr.com/3223/3026377036_fb45e09376_z.jpg
http://decorandomejor.blogspot.com/2011/12/adornos-para-el-arbol-de-navidad.html
http://www.countryliving.com/cm/countryliving/images/JG/baking-molds-decorating-1209-de.jpg
http://i268.photobucket.com/albums/jj21/joann-dot-com/blogspot/BlogImg_PineCone_PlaceCardsW.jpg
http://www.realsimple.com/new-uses-for-old-things/new-uses-christmas/decorative-snowflakes-00100000071276/index.html
http://1.bp.blogspot.com/_zZ0OmPVlByc/TJzfg-0WPLI/AAAAAAAAAVM/--nuAaPdkpY/s1600/gifts+in+a+jar5.jpg
http://www.bhg.com/holidays/?sssdmh=dm17.559008&day=84&esrc=nw100d11_2_d84_120811&email=113348252
http://www.bhg.com/decorating/seasonal/fall/inspired-fall-decorating-ideas/?sssdmh=dm17.541106&esrc=nw100d11_4_d8_092311&email=113348252#page=8
http://img4.realsimple.com/images/1001/sol-apple-ornament_300.jpg
http://www.marthastewart.com/sites/files/marthastewart.com/images/content/tv/ms_living_tv/2007Q1/tvs3789_xl.jpg
http://www.mymommysbracelets.com/fpdb/images/content/Image/xmas_tree_clippie.jpg
http://athome.kimvallee.com/2010/10/handmade-wool-pillows-and-decorations-from-plytextiles-etsy-finds/
http://www.facebook.com/photo.php?fbid=10151158457197825&set=a.108826267824.89349.58151312824&type=1&theater


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...