-->

Búsqueda Google

Custom Search

miércoles, 18 de abril de 2012

Los huevos por el ...

Estas últimas semanas he estado con mucho trabajo y como se habrán dado cuenta, tengo el blog un tanto descuidado.  En algunos minutos de ocio que encuentro escondidos en los rincones leo mis blogs favoritos para saber en qué andan.  

Cuando ando a las corridas de aquí para allá, recurro a recetas rápidas y fáciles para salir del apuro.  Son "recetas 1, 2, 3". 

Comparto con uds. una de ellas: Los huevos por el microondas.

Bocadillo en dos minutos, en un solo recipiente por persona y excelente compañero de cualquier comida.

Es ideal para el desayuno, un snack de media tarde o para engañar el estómago a la hora de la cena.  

Para un brunch de domingo a la mañana, recomiendo acompañarla con tostadas con manteca o queso, mermelada, café o té (¡uno para mí), jugo de frutas, fiambre, ensalada de frutas, y cualquier otra cosa que les despierte el apetito. 

Los huevos por el microondas

Para cada persona/porción necesitamos:

2 huevos
2 cucharadas de leche
2 cucharadas de queso rallado (cheddar, provolone, a elección del consumidor)
Sal y pimienta

Rociar un jarrito apto para microondas con rocío/aceite vegetal.

Agregar los huevos y la leche, mezclar bien para unir los ingredientes y romper las yemas (o tendrás una huexplosión).

Cocinar en el microondas, al máximo por 45 segundos.

Retirar, salpimentar y batir nuevamente.

Volver al microondas y cocinar hasta que los huevos estén casi listos, entre 30 y 45 segundos ... el punto depende del paladar de cada comensal.  Algunos prefieren los huevos revueltos jugosos, otros bien cocidos.

Espolvorear con el queso rallado (y/o con perejil, albahaca, cilantro, orégano picados, semillas de sésamo, chia o amapola).

El tiempo de preparación puede variar según el modelo de microondas.


Opciones:

Como se prepara en jarritos o compoteras individuales, cada miembro de la familia puede "armar" el suyo a gusto, cambiar la variedad de queso, agregarle panceta picada, jamón en cubitos, trocitos de pollo, broccoli o verdura en trocitos, cebolla salteada, alguna salsa a elección (inglesa, ketchup, tabasco, etc.), o cualquier resto comestible que encuentres en la heladera.

Una vez cocido, cortalo al medio, amigalo con dos rebanadas de pan de campo y ¡flor de sandwich!

La albahaca utilizada en este plato es de cosecha propia, lo que llamo albahaca de balcón.

El queso se puede incorporar y mezclar con los huevos y la leche antes de cocinarlo.  

Si sos intolerante a la lactosa o preferís una opción más liviana, podés reemplazar la leche por agua y obviar el queso rallado.  Muchas veces uso leche en polvo con bajo contenido de lactosa.

Alguien me sugirió cocinar los huevos dentro de un ají morrón o un tomate (menos para lavar) ... aún no lo intenté. 

Esperamos que nos cuenten cómo les salió y cómo hicieron su propia versión de huevos revueltos.

¿Te animás a criar tus propias gallinas para poder tener huevos frescos a pasos de la cocina?  Algunas sugerencias: El huevo o la gallina.





Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...